24/3/17

TESTIMONIO DE UN AVISTAMIENTO.


Este testimonio está basado  en una entrevista realizada por mí mismo, a una mujer que afirma haber tenido un encuentro, una mujer, que me ofrecí para ayudarla en todo lo que estuviera en mi mano, una mujer que no quiere fama solo ayuda. Un testimonio de una mujer a la que he llamado con nombre ficticio (Laura), para preservar su derecho a la intimidad.


Laura es una mujer de 43 años de edad, divorciada y con tres hijos, vive en  Ciudad constitución (estado bajo de California sur, México). En la entrevista me comenta que tiene un don especial en el que se dio cuenta hace dos años, un don que la hacía ver más allá de lo que puede ver el ojo humano común, me comenta que es médium.

Una noche de noviembre del 2016, a eso de la 21:00h, una noche despejada y estrellada, sin luna, afirma Laura. Se encontraba paseando, pensando en sus cosas particulares como hacemos cualquier persona, a unos 600 metros de su domicilio en un camino (o sendero) de una zona industrial de comercios cerrados y abandonados me explica ella. Entonces levantó la mirada hasta el cielo, y ahí estaba: una nave que sobre volaba su cabeza a unos 25 metros de altura desde el suelo, con un diámetro aproximado de 15 metros, "enorme me explica", con unas luces moradas apuntado hacia el suelo, una nave de color negro, pero resaltando su forma por la potente luz que emitía. La máquina no emitía ningún tipo de sonido, "como si estuviera flotando".
La descripción que me facilita coincide con la de la nave hallada en 1952 en el desierto de Mojave.
                Nave encontrada en el desierto de Mojave 1952.

Completa mente paralizada bajó la cabeza y entonces......vio un ser, práctica mente cara a cara con unos ojos rasgados negros, de una mirada intimidatoria, con una cabeza en forma de bombilla una piel lisa y azul como metalizada. Laura me comenta en la entrevista que este ser la miraba como si quisiera que la acompañara, pocos segundos después salió corriendo del lugar aterrorizada.

Actualmente Laura sufre de estrés post traumático, dolores de cabeza y pesadillas que no cesan.

En cuanto a la investigación: no han habido casos registrados en la zona, se han verificado las condiciones climatológicas y coinciden, además en la entrevista se hicieron preguntas desordenadas, y no erró en las respuestas. Está convencida en lo que vio.



















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ayudanos a mejorar dejando un comentario o bien, contandonos tu historia. !Gracias¡